• 23/06/2017
icon
MÁS CONSEJOS PARA CUIDARSE DEL SOL

2 - APROVECHE LAS SOMBRAS. Póngase a la sombra cuando los rayos UV sean más intensos. NO OLVIDE que los árboles, las sombrillas o los toldos no protegen totalmente contra la radiación solar. USE ROPAS QUE LE PROTEJAN.Ya dijimos que las prendas de vestir holgadas y de tejido tupido que cubran la mayor superficie corporal posible también protegen contra el sol. Un sombrero de ala ancha protege debidamente los ojos, las orejas, la cara y la parte posterior del cuello. Los anteojos de sol con un índice de protección del 99 %-100 % frente a los rayos UVA y UVB, reducen considerablemente los daños oculares debidos a la radiación solar. UTILICE CREMAS CON FILTRO SOLAR. Aplíquese una crema protectora de amplio espectro, con factor de protección igual o superior a 30. Extiéndala generosamente sobre la piel expuesta y repita la aplicación CADA DOS HORAS, o después de trabajar, nadar, jugar o hacer ejercicio al aire libre. EVITE LAS LÁMPARAS Y LAS CAMAS BRONCEADORAS. Las lámparas y las camas bronceadoras aumentan el riesgo de cáncer de la piel y pueden dañar los ojos si no se usa protección. Debe evitarse completamente su uso. LOS NIÑOS SON MÁS VULNERABLES a los riesgos ambientales que los adultos. Cuando estén al aire libre, hay que protegerlos de la exposición a los rayos UV como ya se ha explicado. LOS BEBÉS DEBEN PERMANECER SIEMPRE A LA SOMBRA.