• 23/06/2017
icon
ATAQUE AL CORAZÓN

El riesgo de morir por un INFARTO de corazón o cerebral AUMENTA CON LA EDAD, sin embargo, un infarto de miocardio PUEDE PREVENIRSE EN EL 80% de los casos, según la OMS. Cuando el CORAZÓN DEJA DE RECIBIR EL OXÍGENO necesario como para seguir bombeando la sangre correctamente se produce un infarto de miocardio. El debilitamiento del movimiento cardiovascular termina generando una acumulación de sangre y líquidos en los pulmones, PROVOCANDO edemas, una sensación de cansancio y dificultad para respirar y, en muchas ocasiones, la muerte. Existen diversas causas que pueden provocar esta dolencia mortal que, solo en el año 2012, afectó a más de 17.5 millones de personas, TRES DE CADA CUATRO FUERON EN PAÍSES DE BAJOS Y MEDIANOS INGRESOS, según cifras aportadas por la Organización Mundial de la Salud.